3 rutinas exprés para conseguir tus metas

3 rutinas exprés para superar tus metas de Elsa Punset

Muchas veces, aunque nos lo propongamos, no conseguimos alcanzar nuestros objetivos por pequeños que sean. 🙁

¿Por mucho que te dices lo que tienes que hacer no lo haces?

¿Te cuesta hacer esfuerzos y mejorar?

¿El tiempo vuela pero sientes que no avanzas?

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es sí, presta atención a estas 3 rutinas exprés para superar tus metas recogidas de El libro de las pequeñas revoluciones de Elsa Punset:

1. Sal de tu “zona de confort”

Seguramente te suene este concepto tan de moda en los últimos tiempos. Cada persona tenemos nuestra “zona de confort” donde todo lo hacemos razonablemente bien, donde no fracasamos. Pero refugiarnos en esta zona conocida también nos limita. Por ello, es bueno salir de vez en cuando. ¿Cómo? Haciendo un esfuerzo consciente para arriesgar y experimentar lo de fuera. Esa adrenalina que experimentarás va a hacerte más rápido/a, creativo/a y fuerte, permitiéndote crecer.

El truco: haz una lista con 25 cosas que te gustaría hacer y que te permitirían crecer, bien profesionalmente, bien como persona. Escoge una o dos y lánzate a por ellas, una vez conseguidas, a por las otras dos y así…

zona-de-pánico

2. Mejora en cualquier cosa

Según las investigaciones una de las maneras más eficaces de mejorar en algo es midiéndolo. Así, puedes tener una clara referencia de dónde estás y cuánto necesitas para llegar a dónde quieres.

El truco: Piensa en lo que deseas mejorar: tus presentaciones en público, tus interacciones personales, el orden en casa, la calidad de tus trabajos en clase, tu forma de cocinar x plato…

Al terminar el día, dedica unos segundos a ponerte nota en eso que deseas mejorar y reflexiona sobre qué hubieras necesitado, si no es el caso, para ponerte un 10.

la eficacia de esta estrategia reside en que muchas veces no somos conscientes de que podemos hacer mejor las cosas. Nos dejamos llevar por la rutina y el hábito, y no cambiamos la forma en que nos enfrentamos a ellas.

Por ello, reflexiona y evita tropezar dos veces con la misma piedra…😊

Nota: Puedes emplear esta estrategia no sólo para momentos concretos de tu vida personal o profesional sino que también a etapas más amplias, como el curso o el año que ha pasado, o una etapa laboral.

3. Mejora tu autocontrol

¿Tienes autocontrol? Esta habilidad va a marcar una diferencia importante en tu vida. Imagínate mismamente un examen: el autocontrol va a permitirte aprovechar el tiempo de estudio y no abandonar por distracciones como el móvil o salir a tomar algo.

Si consideras que tienes el autocontrol desentrenado, no te preocupes, es algo que se puede aprender.

Cuando deseas algo, como un helado, tu cerebro segrega dopamina, poniendo en marcha los centros de recompensa del cerebro, que te hacen sentir bien. Sabes que el helado te va a proporcionar placer.

Por otro lado, sentimos una gran urgencia por consumir ese helado. El cerebro genera una gran cantidad de hormonas estresantes para obtener la recompensa lo antes posible.

El truco: Para entrenar a tu cerebro en el autocontrol sólo tienes que aplicar la regla de los diez minutos. Curiosamente, cuanto más te centras en lo que deseas, más se disminuye la respuesta estresante del cerebro. Acepta que te apetece un helado, pero dile a tu cerebro que será dentro de diez minutos. Así, frenarás la cascada de estrés que genera ese deseo. Durante ese tiempo haz algo que te mantenga ocupado/a, repítete que lo harás, pero más tarde.

Así, una vez aminores la tentación, estarás en mejor situación para tomar buenas decisiones.

Quizás al principio no sea fácil, pero con constancia, conseguirás disminuir la respuesta ansiosa del cerebro y así, ser más dueño y menos esclavo/a de tus deseos.

Esperamos que te animes con alguna de estas 3 rutinas y por supuesto, que te sean útiles para superar tus metas y mejorarte a ti mismo/a un poco cada día. 😊

Este artículo es una adaptación del capítulo “Rutinas exprés para motivarme y conseguir metas” de “El libro de las pequeñas revoluciones” de Elsa Punset.