entrevista bilbao

5 preguntas que no hay que hacer en una entrevista de trabajo

Aunque tomar la iniciativa y querer saber más información de la empresa es positivo de cara a conseguir un empleo, no todo vale. A continuación te dejamos 5 preguntas que no hay que hacer en una entrevista de trabajo.

 

1. ¿Cuál es el salario para este puesto?

Aunque el salario es lógicamente fundamental a la hora de aceptar o declinar una oferta profesional, preguntar directamente por él en una entrevista de trabajo no es una buena idea.

El momento ideal para negociar la retribución económica llega cuando la compañía te hace una oferta en firme. Preguntar por ello en la entrevista puede dar la impresión de que lo único que te importa es el dinero.

 

2. ¿A qué se dedica la empresa?

Antes de acudir a una entrevista de trabajo es fundamental haber investigado antes a la empresa para la que puedes llegar a trabajar.

Si por cualquier cosa te has saltado este paso procura disimular y evita preguntas básicas como ésta dónde se ponen en duda tu interés en la oferta y tu profesionalidad.

 

3. ¿Puedo trabajar desde mi casa?

Aunque valores mucho la flexibilidad que te proporciona el teletrabajo, es mejor que no abordes el tema a no ser que sea el entrevistador quien te habla de ello.

Al fin y al cabo, si es un procedimiento habitual lo descubrirás en cuanto te incorpores a la compañía. Y, si no, es complicado que sin conocer tu valía profesional te vayan a garantizar algo así en una primera entrevista. Más adelante, cuando lleves tiempo trabajando en la empresa y hayas demostrado tu forma de trabajar, quizá sea el momento de poner el teletrabajo sobre la mesa, ¿no crees?

 

4. ¿Cuál es la política de promoción de la empresa?

La ambición no es una mala cualidad en sí misma pero preguntar por cómo funcionan los ascensos antes, ni siquiera, de haber entrado en le empresa puede resultar excesivo. Además, transmite el mensaje de que el puesto ofertado se queda corto para ti.

Si realmente deseas ascender, hazlo notar en el día a día de tu puesto de trabajo dando lo mejor de ti, formándote, ayudando a los demás etc.

 

5. ¿Qué tal ha ido la entrevista?

Esta pregunta puede incomodar al entrevistador y, por tanto, es recomendable no hacerla. En su lugar puedes preguntar “¿cuál es el siguiente paso en el proceso de selección?” De esta manera, mostrarás tu interés por seguir adelante y podrás saber si estás en la última fase del proceso o todavía te queda alguna por superar.

 

Algún consejo más…

Ahora que ya sabes qué 5 preguntas que no hay que hacer en una entrevista de trabajo, quizás quieras profundizar más en este tema leyendo alguno de estos artículos de nuestro blog: