5 preguntas trampa habituales en entrevistas de trabajo

5 preguntas trampa habituales en entrevistas de trabajo

A veces, en el contexto de una entrevista de trabajo, nos hacen preguntas a las que no sabemos cómo responder adecuadamente, lo cual puede convertirse en una situación bastante incómoda, pero si nos hemos preparado bien no tenemos de qué preocuparnos. A continuación, te contamos cómo responder a 5 preguntas trampa habituales en entrevistas de trabajo:

• ¿Cuál es tu mayor defecto?

Otras variantes a esta cuestión pueden ser “¿cuáles son tus debilidades y fortalezas?”o “háblanos de ti”. Con esta pregunta se busca evaluar tu sinceridad y detectar si hay algún defecto importante en tu personalidad.

Una respuesta posible es hablar de alguna habilidad en la que no estés muy ducho, pero que sea secundaria para el puesto. Puedes comentar que no posees dicha habilidad, pero que has visto que en esa empresa podrás trabajarla y eso te motiva.

• ¿Qué es lo que te gusta de esta empresa?

Como ya comentábamos en anteriores posts es fundamental investigar a la empresa en cuestión antes de la entrevista de trabajo. Cuando llegue esta pregunta, habla con sinceridad (incluso con pasión) de lo que de verdad más te ha llamado la atención. Aquí lo que se valora es tu interés por el puesto, que puedes demostrar gracias a la investigación que has llevado a cabo.

• ¿Por qué cambias de trabajo?

Otras preguntas de este tipo pueden ser “¿por qué llevas tanto tiempo sin trabajar?”, “¿por qué dejaste tu puesto?” o “¿por qué te despidieron?”.

El entrevistador utilizará esta pregunta para medir tu sinceridad. Por lo tanto, sé claro, pero sin disculparte. Una exposición sencilla, resumida y ecuánime suele ser lo más eficaz.

Otra cuestión que se valora con esta pregunta es tu discreción. No cometas el error de hablar mal de tus jefes o de tus compañeros. No dispones de tiempo suficiente para explicarlo y tu actitud puede ser prejuzgada como la de una persona conflictiva en la que no se puede confiar.

• ¿Cómo te ves en cinco años?

Ojo con esta pregunta pues es de las más peliagudas: si llegado el caso tienes que mentir, miente. Si hay algo que no quieren oír es que tus aspiraciones estén fuera de la empresa.

Por otro lado, si tienes intención de ir ascendiendo posiciones dentro de la compañía, contesta con cautela. A menos que sea una empresa que se proponga un crecimiento sustancial de su estructura o que se haya especificado que se desea un candidato con este tipo de aspiraciones, no conviene exponerlo de una manera abierta. Pueden interpretar que vas a generar conflictos internos. Una contestación intermedia sería que deseas ir asumiendo los retos que se te vayan planteando.

• ¿Cuál crees que debería ser tu salario?

Hablar del sueldo es tema tabú en una entrevista: siempre se recomienda no plantear preguntas al respecto, ya que aún no perteneces a la compañía y no estás en situación de negociar. En caso de que te llamen, la cosa cambia.

En este caso, un salario excesivamente bajo puede percibirse como una falta de ambición y a la inversa; un salario demasiado alto puede percibirse como un exceso de vanidad y una desconexión con la realidad.

Ante una pregunta como esta puedes hacer referencia a tu condición como junior o como senior, dependiendo de lo que seas, y que piensas que tu sueldo debería ir en relación con esta condición, dentro del rango habitual en el sector. Por otro lado, no está de más que muestres tu interés en trabajar para ellos, sin que el salario sea el punto más decisivo.

Ahora que ya saber cómo responder a las preguntas trampa en la entrevista de trabajo, quizás te interesa leer alguno de los siguientes artículos: