regla del 90.90.1

Termina cualquier proyecto con la regla del 90.90.1

La regla del 90.90.1 es invención de Robin Sharma. Este coach y escritor ideó este sencillo cambio en nuestra rutina que, mantenido en el tiempo, tiene resultados sorprendentes de cara a realizar cualquier proyecto que te propongas.

Si tienes algún proyecto entre manos, bien sea un trabajo de clase, preparar un examen o ponerte en forma pero no encuentras el tiempo para llevarlo a cabo de forma satisfactoria, esta regla es para ti.

A veces parece que el tiempo vuela…

¿Por qué a veces parece que el tiempo se nos escapa entre las manos y otras veces sentimos que se detiene? Cuando nos involucramos en algo desagradable, como un accidente de coche, el cerebro anda pendiente de recordar todos los detalles posibles. Por ello, el tiempo parece no avanzar y cada segundo se nos hace eterno.

Por contra,  cuando realmente estamos disfrutando en nuestro tiempo de ocio, parece pasar volando.

Obviamente, el tiempo pasa siempre igual pero nuestra percepción varía mucho en función de la situación.

¿Cómo gestionar el tiempo a tu favor con la regla del 90.90.1?

Si realmente quieres gestionar el tiempo a tu favor para ser más productivo o productiva, te propongo que sigas el siguiente consejo:

Durante los próximos 90 días, dedica los primeros 90 minutos de tu tiempo a un proyecto prioritario para ti.

Según los estudios, el cerebro necesita al menos dos meses para grabar un nuevo hábito. De esta forma, le estás regalando un mes de entrenamiento a tu cerebro.

90 minutos pueden parecerte pocos, pero hora y media al día, de forma constante supone un verdadero cambio a lo largo del tiempo.

¿Qué hacer si no dispones de 90 minutos?

Puedes adaptar la regla según tus posibilidades y las necesidades de tu proyecto, así, puede ser un 30.30.1 o un 45.45.1.

Lo importante es que esta actividad sea la prioridad en tu rutina diaria, de manera que no llegues al final del día cansado/a y pongas excusas para no afrontar ese proyecto importante para ti.

 

Este artículo es una adaptación de un fragmento de “El libro de las pequeñas revoluciones” de Elsa Punset.