Encontrar la motivación para estudiar puede resultar clave para destacar y conseguir nuestras metas. ¿Te falta motivación? Esta entrada es para ti.

Encontrar la motivación al estudiar

Qué es la motivación

La motivación es el énfasis que ponemos al llevar a cabo determinadas tareas y/o actividades.

Como ya sabrás, la competencia en el mercado laboral es alta y la demanda de perfiles profesionales son cada vez más cualificados.

Por esta razón, es muy importante mantener una motivación bien arriba. Nos ayudará a conseguir todo aquello que nos propongamos, sobretodo a la hora de estudiar.

Aun así, no siempre es fácil mantener alta esta motivación por diferentes razones. A continuación veremos algunos trucos y consejos que te ayudarán a encontrar la motivación para estudiar en épocas de exámenes o cuando necesites aprender rápidamente por tu cuenta.

 Porqué buscar la motivación para estudiar

¿Estás desmotivado/a para estudiar? No esperes que la motivación venga sola. ¡Búscala!

Hay un montón de razones por las que estudiar. De lo contrario, no estarías estudiando o no te estarías planteando estudiar ahora, ¿no crees?

La desmotivación hace desviarnos de nuestro camino, por eso no está de más recordar cuales son los motivos por los que debes estudiar y no desistir:

  • Entrar en el mundo laboral
  • Mejorar en tu puesto de trabajo
  • Adquirir conocimientos de nuestro interés
  • Cambiar de empleo a otro sector

Sea cual sea tu motivo, no dejes de pensar en tu verdadero objetivo. Te proporcionará mayores beneficios y te hará sentir más seguro/a de ti mismo.

Consejos para encontrar la motivación para estudiar

Existen diferentes técnicas que pueden ayudarte a afrontar mejor una sesión de estudio.

Realmente es tan sencillo como llevar a cabo una serie de pasos, poco a poco, y convertirlos en costumbres. Casi sin darte cuenta podrás observar cómo tu rendimiendo académico mejora considerablemente.

Planifícate

Antes de empezar a estudiar, párate a pensar qué asignaturas tienes que estudiar y distribúyelas en el tiempo.

Pensar que tienes que estudiar 3 horas puede parecer duro. Dividirlo en sesiones de 50 minutos con descansos intermedios suena mejor, ¿no?.

Una de las mejores ideas es hacer un listado de lo que vas a estudiar. Te ayudará a recordar lo que ya has estudiado y te sentirás mejor a medida que vayas adelantando y tachando todo lo que ya has hecho.

Primero lo dificil

Aprovecha tu energía inicial para realizar con mayor eficacia aquellas materias que parezcan más difíciles. Esto hará que después todo sea más sencillo.

De lo contrario, si realizamos las tareas más complejas cuando menos energías nos quedan, las percibiremos como más difíciles.

Sé libre

Hay mil maneras de estudiar. Todos somos diferentes y cada uno/a preferimos hacer las cosas a nuestra manera.

Establecer cómo, cuándo y dónde estudiar es una manera muy efectiva de encontrar la motivación para estudiar.

Ten la libertad de dibujar en una pizarra, si la tienes. Haz resúmenes, subraya, llena tu pared de recortes cual pared de investigación policial.

Solo tú debes decidir cómo debes y quieres hacerlo. Te lo puedes permitir.

Evita distracciones

Dejar el móvil encendido puede parecer no tener ningún peligro. Un WhatsApp, una llamada, cualquier otra notificación… ¿Algo de esto entraba en tu planificación?

Si no es así, apaga tu teléfono móvil o la televisión y cierra redes sociales durante el momento en el que vas a estudiar.

Todas estas distracciones nos restan mucho más tiempo del que imaginamos y favorecen el sentimiento de incompetencia y desmotivación.

Recompensas

Una vez finalizado el estudio, recompénsate con un pequeño premio. ¿Piensas que lo has hecho bien y el estudio ha sido productivo? Adelante con una recompensa que te motive.

Gracias a las recompensas, tendrás motivos a corto plazo por el que estudiar con mayor motivación.

La importancia del descanso

¿Estudiar duro y durante mucho tiempo? Olvídalo. No satures tu cerebro y dale un respiro.

Descansar 5 minutos cada 20 o 30 de estudio hará que tu capacidad de concentración se prolongue en el tiempo. En esto se basa la famosa y efectiva técnica de estudio Pomodoro.

EXTRA: Musica binaural

Algunas personas pueden distraerse con la música, no obstante, hay estudios científicos que demuestran que estudiar con música favorece a la motivación.

Las principales ventajas de la música binaural son:

Favorece a entrar en un estado de concentración y relajación.

Ayuda a enfocarte sin distracciones.

Aislar cualquier sonido molesto o distractor.

Aumenta la capacidad de memorizar.

Mejora la asimilación y comprensión lectora.

A continuación te dejamos una muestra de este tipo de música con el que podrás conseguir elevar tu concentración a otro nivel:

Música para encontrar la motivación para estudiar, concentrarse, memorizar mejor…

Reflexión sobre cómo encontrar la motivación para estudiar

Aunque todos seamos diferentes, todas las personas pueden beneficiarse de estos consejos para encontrar la motivación para estudiar de una manera eficaz.

Habrás oído que los hábitos se crean al repetir acciones durante 21 días consecutivos.

No creemos que haya un estándar para determinar cuántos días son necesarios para asimilar estos consejos y realizarlos con normalidad.

Sin embargo sí creemos que empezar a estudiar ahora, afrontarlo con ganas y seguir estos consejos te ayudará a motivarte y a tomar mejores decisiones en tu vida.

Otras entradas que te pueden interesar si estás buscando encontrar la motivación para estudiar: