Rapar el pelo al perro

Riesgos de rapar el pelo a los perros en verano

Con este artículo intentamos concienciar a los dueños de perros de pelo largo y semilargo, de los riesgos que conlleva para la salud del animal rapar el pelo al perro en verano.

En verano, es frecuente rapar el pelo al perro pensando que de esta manera la mascota está más fresca. Debemos tener en cuenta que la piel y el pelo del perro regulan la temperatura frío/calor. Dicho esto, comentamos los riesgos de rapar el pelo en verano:

  • Exposición al golpe de calor.
  • Quemaduras por el sol.
  • Cáncer de piel.
  • Picadura del mosquito transmisor de la Leishmania.
  • El pelo rapado crece de diferente manera, dificultando la regulación térmica.
  • Un rapado habitual puede dar lugar a calvas o alopecia.

Soluciones para combatir el calor

Lo adecuado es mantener a nuestra mascota con un bonito corte dejando la longitud y la densidad de pelo suficiente para que la piel quede bien protegida sin olvidarnos que ha de estar cómodo. Para que esto sea posible es necesario evitar nudos en el pelaje del animal. Hoy en día existen variedad de champús, acondicionadores y cepillos que ayudan a facilitar el control de los nudos.